Mi primera Fecundacion In vitro

Mi primera fecundación in vitro fue en el mes de Junio de este año 2014, en Gravida del Hospital de Barcelona, planta 16.

El médico que me llevó fue el Dr. Albert Cabero.

La verdad es que tuve mucha suerte al encontrarlo porque fue la segunda puerta que toqué en mi búsqueda de la mejor clínica para hacer la fecundación in vitro.

El Dr. Cabero me dio mucha paz y seguridad. Por eso me decidí por él, además tiene una jefa de enfermeras insuperable, Montse!! Que aunque sé que no sabrá que escribo mi propio blog, le envío un beso my grande!

En Gravida te hacen sentir princesa y eso es muy importante ya que una mujer cuando no puede quedarse embarazada de forma natural siente que no vale para nada, ni para lo más bonito que te puede dar la vida, sientes frustración e impotencia y te preguntas el por qué me pasa a mí? Por qué no paran de anunciar embarazos y yo no? Lo peor de todo es escuchar la maravillosa frase de cuando dejes de pensar en el embarazo, te quedarás embarazada. Y piensas es que tú no pensabas en embarazarte cuando buscabas a tu bebe, la diferencia es que tu pensamiento al embarazo fue de dos meses y yo ya llevo más de un año. O esa frase de yo me quedé embarazada en una borrachera o otra peor cuando piensas tener un bebe? Que el tiempo corre…

En resumen, escogí al SEmbrion dividido en 4 D3r. Cabero de Gravida porque a pesar de que yo tenía mis problemas de fertilidad, él no le dio la mínima importancia…SI SE PUEDE! SI SE PUEDE!!

Los resultados de mi primera fecundación in vitro no fueron nada buenos. Tenía pocos folículos y de diferentes tamaños, eso no eran buenas noticias. Un folículo maduro debe tener un tamaño de al menos 18 mm y yo los tenía de 12, de 13, 15, 18 y 20 mm.

En total sólo tenía 6 folículos y entonces…cuál era el problema? El problema era que el ovario izquierdo no me funcionaba.

El día de la punción extrajeron sólo 6 folículos y un día antes de la transferencia de esos 6 folículos sólo quedaba uno, ese día me lo pasé llorando pensando que es uno a lo mejor no vivía.

Lo único que me queda de él, es su recuerdo en esta foto.

Y si…y si…la eterna frase…y si me hubiera parado a pensar antes de la transferencia de embriones? Tal vez lo hubiera congelado, pero me pudo más la esperanza que la racionalidad.

El embrión sólo estaba dividido en 4 en el día 3 después de la punción, iba lento y eso tampoco eran buenas noticias.

Mi bebé no se agarró, por que? Por qué se paró? El útero no estaba preparado y lo rechazó? Que hice mal? Son muchas las preguntas que te haces cuando tu primer tratamiento de fecundación in vitro falla. Y a quién tiras las culpas? A ti misma y después al médico, es muy humano.

Dr. Cabero, por qué hiciste la transferencia si sólo teníamos un embrión y poco dividido? No tendríamos que haber parado y pensar qué hacer? Pues no lo sé, no soy médico, pero por lo visto hay personas que se han quedado embarazadas en mis mismas condiciones. No es una ciencia cierta, cada mujer es un mundo